OIT estimula competitividad en industria de confecciones

Ginebra, 25 ago (PL) La Organización Internacional del Trabajo (OIT) exhortó en la semana que concluye hoy a mejorar las condiciones laborales y la competitividad en la industria mundial de las confecciones, en un reporte sobre el programa Better Work.

Promovido por la OIT y la Corporación Financiera Internacional (CFI), Better Work genera ilustraciones y dibujos animados sobre temas relacionados con la seguridad y la salud en el trabajo, mediante la caracterización de buenas y malas prácticas en diversos ámbitos de la actividad fabril.

Treinta historietas ilustradas y dos videos animados son utilizados en los sietes países donde opera el programa, lo que favorece las interacciones entre gobierno, dirección y trabajadores, señaló la agencia de Naciones Unidas.

El principal creador del proyecto, Daniel Cork, explicó que la confección de los dibujos animados resulta una tarea exigente, pues significa trasladar los principios técnicos y los complicados convenios de la OIT a un lenguaje fácil de comprender.

Estos productos comunicacionales ‘nos ayudan en las discusiones con las marcas sobre sus prácticas de aprovisionamiento y el origen de la presión de la cadena de suministro’, ejemplificó Cork.

En Vietnam, más de 400 fábricas participan en Better Work, lo que incluye a unos 650 mil trabajadores, distinguió la reseña de la OIT.

A juicio del asesor de empresa y jefe de equipo Nguyen Duc Thien, la iniciativa contribuye a resolver problemas de productividad, algo fundamental ante el incremento anual de los salarios en la capital vietnamita.

Se trata de un desafío real para las fábricas que producen aquí, porque el sector de la confección depende mucho de la mano de obra, comentó el especialista.

Los dibujos de Better Work, notificó la OIT, son empleados actualmente en las 27 fábricas textiles existes en Haití: ‘muchos de los trabajadores son analfabetos o tienen niveles de educación limitado; sin embargo, comprenden muy bien el mensaje de los afiches’.

A juicio de Maysa Al-Hmouz, asesora de empresa de Better Work en Jordania, allí la propuesta didáctica con carteles e imágenes audiovisuales también resulta beneficiosa por la presencia de un gran número de trabajadores migrantes y la carencia de un idioma común.

De acuerdo con OIT, un estudio realizado por la estadounidense Universidad Tufts demostró la utilidad del programa, pues contribuyó a incrementar la rentabilidad de las fábricas hasta en un 25 por ciento, así como a reducir la brecha salarial de género y las preocupaciones relacionadas con el acoso sexual.

Fuente: http://prensa-latina.cu